Tras el sonado fallo de uno de los dos Airbus A340-300 que opera la Luftwaffe para el transporte VIP de autoridades alemanas (aunque a veces también se han usado para el transporte de tropas), justo antes del último G20 en Buenos Aires, Argentina, el gobierno alemán decidió que había que renovar la flota para evitar estos percances.

Y es que, recordemos, que la canciller Angela Merkel se quedaba tirada por un fallo eléctrico del avión que tenía que llevarla a la cumbre de mandatarios, tras lo cual, tuvo que ir hasta Madrid para coger un vuelo comercial de Iberia hasta la capital argentina.

Los medios y las autoridades tacharon de inaceptable la imagen dada por la canciller en la clase business de la aerolínea española e inmediatamente empezaron los rumores que apuntaban a que el sustituto sería el A350.

Hoy, lo ha confirmado la agencia Reuters. El gobierno alemán comprará este mismo año un primer A350 seguido por otros 2 aviones más «en un plazo corto» , aunque aún no se han especificado fechas concretas. Estas tres aeronaves serán modelos salidos directamente de la línea de producción y serán actualizados a los estándares de NATO, tanto en sus necesidades como en medidas y contramedidas electrónicas y de defensa.

Esto supondrá el retiro de los dos A343 que opera actualmente la Luftwaffe, que fueron adquiridos de segunda mano.

Foto de portada: Bravo zulú estudios

Por Enrique López R.

Cofundador de este blog, mi pasión son los aviones y contaros todo lo que ocurre en el sector aeronáutico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.