Hola, Aerotrastornados!!!

La vida sigue, y la pandemia también, y las medidas de prevención que hay que seguir nos valdrán para que poco a poco lleguemos a la normalidad, pero la de siempre antes de marzo.

Durante el verano de 2020 se ha realizado la prueba a más de 150.000
pasajeros de Lufthansa en el aeropuerto de Frankfurt usando el test de PCR
de alta sensibilidad SARS-CoV-2 de la empresa de biotecnología
CENTOGENE.


Durante las últimas seis semanas, de media, cerca del uno por ciento de las
muestras dio positivo. El mes de agosto más del 97 por ciento de los
resultados de la prueba COVID-19 fueron enviados digitalmente a los
pasajeros en menos de 24 horas. Los pasajeros que se habían registrado
para la prueba con antelación sólo tuvieron que esperar aproximadamente 20 minutos a que ésta se les realizara.

La mayoría de los viajeros procedían de España, seguidos de EE.UU.,
Turquía y Croacia. Además, se hicieron pruebas antes de la salida a casi
50.000 pasajeros, por ejemplo, para viajar a China o Dubái, donde es
obligatorio dar un resultado negativo para poder entrar en el país. Desde
mediados de agosto, otro centro de pruebas ha estado funcionando también
en el aeropuerto de Hamburgo.


Recientemente, se ha ampliado la capacidad del centro de pruebas de
Frankfurt para dar un mejor servicio a los pasajeros. Este centro tiene
actualmente una capacidad de aproximadamente 10.000 pruebas al día, que
es más que suficiente incluso en los momentos de gran demanda. De media,
se han realizado alrededor de 4.500 pruebas cada día en los meses de
verano de julio y agosto. El servicio de CENTOGENE ha servido además para complementar la capacidad de los laboratorios públicos existentes en el
sistema de salud alemán.


En el aeropuerto de Frankfurt, los pasajeros de Lufthansa Group pueden usar el fast lane o cola rápida del centro de pruebas de CENTOGENE y conseguir de esta manera que el tiempo de espera sea mínimo. Los pasajeros de business y de primera clase pueden optar también por unas colas especiales aún más rápidas.

Los pasajeros pueden realizarse la prueba en el centro de recogida de
muestras existente en las inmediaciones de la terminal principal del
aeropuerto de Frankfurt. Todos los resultados se ponen a disposición de los
pasajeros a través de una plataforma digital segura y se vinculan al billete de avión para garantizar así la confirmación automática exigida a aquellos
pasajeros que vuelan a países con restricciones de entrada. Además, los
pasajeros pueden elegir un servicio para la confirmación de identidad que
certifica a las autoridades que los resultados de la prueba coinciden con la
identidad de los pasajeros.

«La realización de pruebas a los pasajeros de países de alto riesgo continuará durante septiembre. En lugar de suprimir las pruebas a partir de octubre y desmantelar toda la infraestructura ya establecida con éxito en los aeropuertos, la capacidad de realizar pruebas debería ampliarse y utilizarseaún más. Los datos obtenidos en las pruebas pueden ser de gran ayuda para poder reaccionar ante la pandemia con medidas específicas y apropiadas. La cooperación entre Lufthansa y CENTOGENE, amplía continuamente su capacidad y sirve como punto de referencia de un modelo de tests exitoso»,

Christina Foerster, Miembro de la Junta de Clientes, Tecnología de la Información y Responsabilidad Corporativa del Grupo Lufthansa.

Por Enrique López R.

Cofundador de este blog, mi pasión son los aviones y contaros todo lo que ocurre en el sector aeronáutico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.