Hola, Aerotrastornados!

Recientemente hemos regresado de una experiencia que nos llevó a bordo de una nueva aerolínea para nosotros en la que no habíamos volado todavía, LEVEL, y a un destino que no conocíamos, Boston, así que el plan sonaba muy bien.

Pero antes de contaros nuestra experiencia, queremos compartiros un mensaje que nos envió un amigo y que demuestra la idea (errónea) que se tiene de LEVEL.

¿Qué tal es volar en un A330 configurado solo en turista y donde todo es de pago, vale la pena?

Pues ni todo es clase turista, ni todo es de pago a bordo y os lo vamos a explicar a continuación, como siempre, es una opinión personal a partir de la experiencia vivida a bordo.

Facturación y embarque con LEVEL

Como previsores que somos y más si se trata de ir a Estados Unidos, llegamos al aeropuerto con más de tres horas de antelación a la salida del vuelo. Ello hizo que a lo largo de hasta 6 mostradores de facturación, uno de ellos exclusivo para la clase turista premium, de la que os hablaremos en otra ocasión, no hubiera apenas cola y fue un trámite rápido y cómodo.

Embarque

El embarque se realiza por grupos, 4 concretamente, los cuales vienen indicados en la tarjeta de embarque que te entregan al facturar. Se empieza por Premium Economy y sucesivamente, del 1 al 4, dependiendo de donde esté el asiento asignado, de atrás hacia delante.

A pesar de que el avión voló prácticamente completo, el proceso de embarque fue sorprendentemente ágil para llenar un A330 y en un breve espacio de tiempo, ya estábamos a bordo.

Asientos XL en LEVEL

Al llegar al la puerta del avión, un amable y joven tripulante nos indicó como llegar al asiento que teníamos asignado, el 4L. Se encontraba situado justo después del mamparo que separa Premium Economy de turista y dentro de la sección XL, la cual tiene un sobrecoste al facturar on-line, hasta
24 horas antes del vuelo.

Como podéis ver, pagar un plus por ir más cómodo es merecido viendo el espacio extra para las piernas, el vuelo a Boston dura unas 8h y es de los más cortos que realiza LEVEL desde su base en Barcelona.
Al no tener asiento delante, la pantalla del entretenimiento a bordo se encuentra entre los dos asientos y es algo más pequeña que las convencionales.

Wifi gratuito en LEVEL

En el apartado de conectividad, LEVEL no se ha querido quedar atrás pese a ser una aerolínea low cost y ofrece el servicio de WIFI GRATUITO tras el despegue, para mantenerse conectado vía mensajería. Nosotros lo probamos y os podemos decir que, al igual que pasa en otras aerolíneas, el servicio es algo lento, pero funciona y puedes mantenerte en contacto con el mundo hasta que llegas a destino.

Igualmente, si lo que se necesita es más potencia para navegación web, mail y demás, LEVEL ofrece paquetes de pago disponibles, que se compran desde la propia plataforma de wifi a bordo, tras el registro.

Comida a bordo de LEVEL

Apenas había pasado una hora desde el despegue, la tripulación empezó a informar de que se iba a proceder al servicio de comida. Como LEVEL ofrece tarifas con y sin comida, un vídeo en el sistema de entretenimiento a bordo informa de como saber si tu tarifa incluye o no este servicio y recuerda que en caso de no tenerlo incluido, lo puedes solicitar a través de la compra a bordo.

Nosotros, probamos el sistema de pre-order que facilita la aerolínea a todos los pasajeros, a través de un mail unos días antes del vuelo. Este servicio está disponible hasta 12h antes del vuelo y ayuda a reducir el desperdicio de comida a bordo.
Al ir sentados en fila 4L, fuimos de los primeros en ser atendidos y, efectivamente, LEVEL había registrado correctamente nuestra petición y recibimos el pollo con samfaina y patatas que habíamos encargado.
El servicio de petición por adelantado, funcionó a la perfección, así como el de bebidas, que habíamos solicitado vino blanco, de la marca Viña Albali y un poco de agua.
Lo sirven en vasos de cartón con el logotipo de la aerolíena.

Por poner un pero al servicio a bordo y esto es algo muy personal, diremos que la cantidad de comida es algo justa, pero insistimos, es algo muy personal. Por lo demás, de sabor era muy correcto, así que nada malo que decir al respecto.

Agua y vino blanco

Servicio de Snack

Más adelante, como a mitad del vuelo, nos sorprendieron con un servicio de Snack gratuito que no esperábamos. Un tentempié a base de galletas saladas, café con leche o zumo y agua, que como os decíamos, no esperábamos y es algo que se agradece, porque hace el vuelo algo más ameno.

Antes del descenso

Por último, como una hora antes de llegar a Boston, llegó el último pase del servicio a bordo, que también habíamos preseleccionado vía web antes del vuelo.

Un pequeño mollete de verduras asadas, acompañado de manzana troceada y unas palmeras dulces industriales, igualmente acompañadas de café con leche o zumo y agua.
También en este caso, el servicio de Pre-Order funcionó perfectamente y nos sirvieron lo que habíamos solicitado.

Opinión sobre LEVEL

Tras todo lo que os hemos contado, nuestra opinión sobre LEVEL no puede ser mejor. Íbamos con una idea equivocada de lo que era LEVEL, de lo que podía ser LEVEL a bordo y la verdad que superó con creces nuestras expectativas.

Especial mención a la joven tripulación a bordo, que en todo momento fue super profesional, super atenta y muy amable con todo el pasaje. No olvidéis que LEVEL pertenece al grupo IAG y muchos de esos tripulantes vienen del corto radio de Iberia y eso se nota.

Llegando a Boston bajo la lluvia.

Os recomendamos que voléis con LEVEL, si lo que buscáis es una buena relación entre bajo coste y largo radio.

Explora Boston: Atracciones que no os podéis perder, Historia Viva y Experiencias Únicas

Tras compartir nuestra grata experiencia a bordo de LEVEL hacia Boston, no podemos dejar de lado los encantos que esta histórica ciudad tiene para ofrecer. Boston, una urbe que combina perfectamente el pasado colonial con la vibrante vida moderna, es un destino que cautiva desde el primer momento.

No te pierdas, las atracciones turísticas como el emblemático Freedom Trail, un recorrido que te lleva por los sitios más históricos de la ciudad; el animado Quincy Market, ideal para una pausa gastronómica; y el Boston Common, el parque público más antiguo de Estados Unidos, perfecto para descansar al aire libre (si la climatología acompaña).

La cultura e historia de Boston son palpables en cada esquina. La ciudad jugó un papel crucial en la Revolución Americana, historia que puedes revivir visitando lugares históricos y museos que narran los acontecimientos que moldearon la nación. Os recomendamos contratar un Free Tour para conocer los secretos de la ciudad.

En cuanto a la gastronomía, Boston es un festín para los amantes de los frutos del mar.

Para los aficionados al deporte, Boston es hogar de equipos legendarios como los Red Sox, Celtics, y Bruins.

Y si te apetece explorar más allá, excursiones desde Boston a lugares como Salem, Cape Cod, o las islas de Martha’s Vineyard y Nantucket te ofrecen escapadas perfectas si te quedas varios días, nosotros lo dejaremos para próximas ocasiones ya que sólo estuvimos 3 días.

Boston, sin duda, es una ciudad que ofrece algo especial para cada visitante, convirtiéndola en un destino que merece ser explorado en profundidad.

Como siempre que viajamos a Estados Unidos (o a cualquier destino internacional) os recomendamos contratar el seguro con Mondo. Disponéis de un 5% por ser lectores del blog.

Escrito por

Enrique López R.

Cofundador de este blog, mi pasión son los aviones y contaros todo lo que ocurre en el sector aeronáutico.