Hola, Aerotrastornados!

Foto: Vadeaviones

Hace unos días, en nuestro viaje a París para visitar la sala vip de la terminal 2F del aeropuerto Charles de Gaulle, el regreso a Madrid lo hicimos a bordo del Airbus A220 de Air France, por primera vez para nosotros.

Foto: Vadeaviones

La primera impresión al ver el avión desde fuera es “que pequeño es este avión” y viene a la mente el pensamiento, erróneo, de que será incomodo para el pasajero. Pues no, es un avión super cómodo tanto en altura de pie en el pasillo, como con el espacio entre filas.

El avión

El avión es una maravilla, visualmente es elegante y como os decíamos en la entradilla, muy muy cómodo para el pasajero.

Lo que más destaca cuando entras en el avión, es la luminosidad natural. Nuestro vuelo era a las 15h de un soleado día, con lo que la luz exterior que entraba por las grandes ventanas de este avión hacía que apenas se necesitase la luz artificial del avión. Y es que, si algo destaca de la “arquitectura” de este modelo de avión, son las grandes ventanas con las que está equipado.

Foto: Vadeaviones

Otra cosa destacable son los grandes maleteros sobre los asientos. Con lo pequeño que es el avión y los grandes espacios, en general, que ofrece, es su punto fuerte.

Foto: Vadeaviones

El asiento

Con una configuración de 2-3, los asientos, nuevos y relucientes del A220 de Air France, ofrecen comodidad de sobra para el tipo de vuelos que se realizan con este avión. Con el logo de Air France bordado en cada uno de ellos, tienen un diseño muy elegante, a la altura del savoir faire francés.

Tecnológicamente hablando, son asientos preparados para el siglo XXI. Tienen doble conector para cargar dispositivos electrónicos, tanto USB como UBS tipo C en cada asiento. También, en el respaldo y sobre la mesilla plegable, hay una pinza que sujeta la tableta con la que muchos pasajeros se entretienen durante el vuelo. Personalmente, era la primera vez que lo veíamos y nos pareció una solución genial, un valor añadido que sustituye a la pantalla de entretenimiento individual de otros aviones.

Conclusiones

Nos encantó la experiencia de poder volar en el Airbus A220 de Air France, para los que amáis volar tanto como nosotros, es un avión que no podéis dejar de probar.
El único pero que le ponemos y hablándolo con la tripulación de a bordo nos confirmaron este punto, es que el avión es ruidoso. Se escuchan mucho los motores desde dentro del fuselaje y puede llegar a ser molesto.
Por lo demás, el avión es perfecto y la experiencia a bordo de Air France es de 10, os animamos a reservar un vuelo con Air France, no os decepcionará.

Escrito por

Enrique López R.

Cofundador de este blog, mi pasión son los aviones y contaros todo lo que ocurre en el sector aeronáutico.