Hola, Aerotrastornados!!!

Las Singapore Girls y el equipo de tripulación de SIA se han convertido desde sus inicios en un símbolo de Singapore Airlines por su diligencia y profesionalidad a bordo de los aviones de la compañía. Con más de 50 años de trayectoria, la calidad del servicio que ofrecen siempre se ha basado en el respeto al cliente y la sofisticación en la atención personalizada que recibe cada uno de los pasajeros.

Para garantizar una experiencia única, el personal de vuelo de la aerolínea se encarga de velar por el bienestar y satisfacción de los viajeros, siempre con la hospitalidad por bandera. De este modo, la aerolínea ha sido galardonada por la auditoría Skytrax con el premio de la mejor tripulación del mundo en 2021, poniendo en valor el trabajo de su tripulación como ejemplo de los más altos estándares de calidad que los usuarios esperan de Singapore Airlines.

Formación intensiva para la tripulación del futuro

La diferencia de Singapore Airlines frente al resto de compañías es que, mediante los más de tres meses de formación, la compañía transmite sus valores a los aspirantes, creando un es­tilo de vida alrededor de la aerolínea, de manera que cuando empiezan a trabajar, sus acciones son absolutamente intuitivas e inconscientes, adoptando una forma natural de ser y comportarse.

Singapore Airlines significa hospitalidad, modernidad y excelencia en el servicio y estos valores tan representativos se canalizan a través de su tripulación. Pero no se trata exclusivamente de esto, la excepcionalidad se exige en cada movimiento y está medida al milímetro.

Los aspirantes reciben su formación en el reconocido SIA Training Center, en Singapur, donde están bajo la supervisión de instructores especializados y orientados a ofrecer sesiones educativas en el ámbito del protocolo y la gestión de situaciones complejas a bordo de los vuelos.

Los procesos de evacuación o cómo abordar un aterrizaje de emergencia son algunas prácticas que se realizan en escenarios que simulan de manera fidedigna una situación real, incluida una enorme piscina que genera olas y que imita estar en “mar abierto” sometiendo a los aspirantes a situaciones extremas. También deben aprender primeros auxilios, reanimación cardiopulmonar y extinción de incendios. La formación en seguridad es continua y se deben someter a pruebas recurrentes cada año.

El maquil­laje y el peinado también juegan un importante rol en la impecable apariencia de una Singapore Girl. Y es que los pequeños detalles son los que marcan su elegancia. Únicamente hay cinco peinados aprobados: Aquellas con el pelo más largo lo deben tener recogido en un moño francés o el moño característico de las Singapore Girls y no debe medir más de siete centímetros de diámetro. También pueden llevar el pelo suelto con un corte pixie o bob, siempre y cuando no se deslice hacia adelante y cubra su cara cuando se incline.

La paleta de maquillaje también está claramente definida: los labios deben ser rojos y los colores de las sombras de ojos corresponden al rango que tienen, en combinación con el tono de su uniforme. Los hombres deben mantener su piel bien hidratada y no pueden llevar barba ni bigote.

Con la perspectiva de los años, las SingaporeGirls han dado lugar a una nueva generación comprometida con la excelencia en el servicio de Singapore Airlines, canalizada a través de esta figura vocacional dedicada a asegurar un viaje inolvidable para todos los usuarios.

Comprometidos con la excelencia desde los años 60

La renovada figura de estas azafatas se conceptualizó durante los años 60, cuando la aerolínea de bandera de Singapur vivía una adaptación a unos tiempos más modernos y transformadores. El resultado fue disruptivo e inspirador, y dio lugar al surgimiento de las Singapore Girls como agente de cambio en la empresa de atender a los viajeros con una exquisitez exclusiva.

Por otro lado, el fenómeno provocado por esta nueva era en la tripulación de los aviones de Singapore Airlines se vio acentuado por el diseño que concibió uno de los diseñadores franceses más reconocidos, Pierre Balmain, quien en 1972 configuró una nueva versión del sarong kebaya tradicional, una pieza caracterizada por sus motivos florales y las holguras de sus vestidos, dándole un toque moderno mediante un corte occidental que resaltaba más la línea del cuerpo, pero respetando sus brillantes colores y estampados.

El motivo floral del sarong kebaya es un elemento muy importante de la compañía e identifica la marca. Recientemente, el estampado ha sido rediseñado y se inspira en 10 flores autóctonas de Singapur, rindiéndole homenaje como la ciudad jardín por la que es conocida. También ha servido de inspiración para la nueva banda sonora de SingaporeAirlines que acompaña al pasajero durante su viaje y para lanzar ‘Batik Flora’, una fragancia especialmente creada para Singapore Airlinesy diseñada por Scent by Six, una marca de perfumes artesanales con sede en Singapur y que incluye notas muy variadas de las flores usadas para el nuevo batik de SIA.

La tripulación de Singapore Airlines se ha diferenciado por este uniforme clásico y arraigado con las raíces del sudeste asiático, y supuso el lanzamiento de las Singapore Girls a la fama por la combinación de un estilo refinado y una pulcritud muy profesional. 

Escrito por

Enrique López R.

Cofundador de este blog, mi pasión son los aviones y contaros todo lo que ocurre en el sector aeronáutico.