Hola, Aerotrastornados!

El vuelo N0787 despegó de Oslo el 13 de noviembre, realizó una escala en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) antes de afrontar la desafiante etapa antártica. Tras partir de Ciudad del Cabo a las 23:03 del miércoles, la aeronave pasó más de 40 horas en Sudáfrica antes de realizar su histórico aterrizaje en el aeródromo de Troll.

Foto: Prensa Norse

Bajo la dirección de Norse Atlantic Airways y en colaboración con el Instituto Polar Noruego y Aircontact, se llevó a cabo una misión histórica para transportar equipos de investigación y científicos esenciales a la remota estación de investigación Troll, ubicada en Queen Maud Land, en la Antártida.

El vuelo N0787 transportó a 45 pasajeros, incluyendo científicos del Instituto Polar Noruego y de otros países, con destino a diversas estaciones en la Antártida. Además, llevaba consigo 12 toneladas de equipos de investigación fundamentales para la exploración antártica.

Es un gran honor y una gran emoción en nombre de todo el equipo de Norse que hayamos logrado juntos el trascendental momento de aterrizar el primer 787 Dreamliner. En el espíritu de la exploración, estamos orgullosos de haber participado en esta misión tan importante y única. Es un verdadero testimonio de nuestros pilotos y tripulación, altamente capacitados y cualificados, y de nuestro avión Boeing de última generación

Bjørn Tore Larsen, CEO Norse Atlantic Airways

Dado que la Antártida carece de pistas pavimentadas convencionales, Norse Atlantic Airways realizó el aterrizaje en una “pista de hielo azul” en el aeródromo de Troll. Esta pista tiene 3,000 metros de longitud y 60 metros de ancho. La estación de investigación gestionada por el Instituto Polar Noruego se encuentra en Jutulsessen, en Queen Maud Land, a unos 235 kilómetros de la costa.

Escrito por

Enrique López R.

Cofundador de este blog, mi pasión son los aviones y contaros todo lo que ocurre en el sector aeronáutico.