Hola, Aerotrastornados!!!

Con motivo de la presentación de la novela gráfica de nuestra amiga Azafata Hipóxica, hemos pasado una noche en el hotel que hay dentro de la Terminal T1 del aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat y queremos descubriros cómo ha sido la experiencia.

Ubicación

Captura Pantalla Flight Radar

El Hotel y centro de negocios Sleep & Fly se encuentra ubicado en el ala izquierda de la terminal T1, zona puente aéreo.

Foto: Vadeaviones

Esta ubicación no es casual, pues es la idónea para pasajeros que sean usuarios del servicio puente entre Barcelona y Madrid. Hay literalmente, menos de dos minutos andando desde el hotel a las puertas de embarque de este servicio, tras pasar el control de seguridad.

Recorrido entre el Sleep&Fly y el acceso al Puente Aéreo

Y precisamente, el mayor lujo que ofrece este hotel es su ubicación. Porqué ganar tiempo de desplazamiento y descanso es lo que le hace único, para estancias muy cortas en Barcelona o para quienes quieran descansar entre vuelos en conexión.
Barato no es, pero el tiempo que se gana no tiene precio.

Instalaciones

Moderno, acogedor y espacioso, podrían ser 3 calificativos ideales para este hotel.

Con 25 habitaciones repartidas a lo largo de dos pasillos, tras pasar por la zona de hall que está dotada con cubículos para trabajar con algo más de intimidad, cuenta con salas de reuniones y hasta con un pequeño gimnasio, para quien lo necesite.

Las habitaciones son súper silenciosas, os prometemos que no hemos oído nada, ni un avión, ni un coche o autobús que pasan por debajo del hotel, como veréis en el vídeo. NADA! Un 10.
Con cama doble, televisión plana grande, cafetera con café y leche de cortesía y un plato de ducha más que generoso, las habitaciones del Sleep&Fly tiene, de sobra, toda la comodidad que se le puede pedir a un hotel de aeropuerto.

Desayuno

Y después de un buen descanso, que mejor que un buen desayuno y aquí queremos remarcar otro punto a favor de este hotel.

El desayuno empieza a las 4:30am y se alarga hasta las 10 de la mañana. Por lo tanto, es perfecto para quienes tomen los primeros vuelos del día, como nosotros en este caso.
A muchos nos ha pasado tener que ir al aeropuerto sin desayunar o desayunando rápido porqué el hotel servía el desayuno después de las 6am. Pues no es el caso, hasta para los hambrientos más madrugadores, este es su hotel.
Aquí podréis disfrutar de un muy buen café bollería y panadería fresca, con variedad de zumos y diferentes tipos de leche.

Los más intolerantes, no se nos enfade nadie, también tienen su rincón, pues el hotel cuenta con sección de productos Gluten Free.

En resumen

Nuestra experiencia ha sido de 10, ni una queja.
El trato del personal ha sido perfecto, las instalaciones nos han gustado mucho e insistimos en que, el valor añadido de este hotel, es el tiempo que ganas al no tener que desplazarte una gran distancia para llegar a tu vuelo. El tiempo es oro y el oro tiene un precio.

Nota para haters

Esto no es una colaboración con el hotel, el coste de la noche de hotel ha sido abonado por nosotros.

Escrito por

Enrique López R.

Cofundador de este blog, mi pasión son los aviones y contaros todo lo que ocurre en el sector aeronáutico.