Hola, Aerotrastornados!

Esta historia empieza como todos los vuelos que hacemos por primera vez, con nervios.
Volamos de Madrid a Miami, haciendo escala en Paris-CDG, hub de la aerolínea francesa Air France, para volar a bordo de la Clase ejecutiva del A350, el avión más moderno de la flota de Air France.

Mostrador Busines AF en T2 Madrid-Barajas

El primer tramo del viaje, lo hicimos en la primera fila de un A220 de la aerolínea Francesa, del que ya os hemos hablado en el blog y que tanto nos gusta. Un vuelo tranquilo y soleado, donde degustamos un plato frío en el servicio a bordo de clase business, a la altura de la calidad que siempre ofrece esta aerolínea, camino a nuestra primera conexión de vuelos en Paris, que fue sencilla siguiendo las indicaciones del aeropuerto Parisino.

Y tras las últimas comprobaciones por parte del personal de seguridad, llegamos al embarque del A350, matrícula F-HTYR, con destino Miami a tiempo y embarcamos hasta nuestro asiento 2L, situado al lado derecho, que fue el mismo asiento que tuvimos a la vuelta, en el A350 matrícula F-HTYJ.

Vista exterior de nuestro avión

El asiento

Cuando llegamos al asiento en business de Air France, encontramos una manta envuelta en plástico, un cojín muy cómodo y una percha donde colgar la chaqueta, que la tripulación guardó hasta el descenso a destino. Cada asiento lateral, ocupa el largo de dos de las grandes ventanillas del A350.

En el compartimento donde se guardan los cascos (con una reducción de ruido muy notable), también encontramos el neceser de amenities y una pequeña botella de Evian, agua francesa por excelencia. Por fuera de ese compartimento, un enchufe universal junto a una entrada USB, una pequeña luz directa de lectura y los diferentes botones para cambiar la posición del asiento, hasta convertirlo en una cama.

Frente a ti, una gran pantalla táctil (a una distancia correcta) preside el habitáculo, sobre el reposapiés donde acomodarse, tanto con el asiento en posición normal como cama, durante todo el vuelo.

Todo este equipamiento, dentro de un habitáculo con acceso directo al pasillo y con privacidad casi total. Si sois de los que os gusta dormir cuando voláis, en los asientos de business class de Air France se duerme de maravilla. No soy de los que duerme con facilidad cuando vuela y en estos asientos, dormí mucho y muy bien en los dos vuelos que realicé. Un valor añadido para decantarse por volar con la aerolínea de bandera Francesa.

@vadeaviones

Descubrimos cómo funciona el entretenimiento a bordo de #AirFrance en clase #business @Air France #vadeaviones #upintheair

♬ sonido original – VaDeAviones – medio digital

Como anécdota, tuvimos un pequeño fallo con el IFE y la tripulación lo resolvió profesional y eficazmente, con un cambio de pantalla.
Desde Vadeaviones felicitamos a las tripulaciones de Air France, que siempre nos cuidan a la perfección.

Wifi a Bordo

En estos tiempos de estar siempre en línea, Air France no ha dejado nada al azar y su servicio de Wifi a bordo está a la altura, nunca mejor dicho.

Existen tres modalidades de WIFI a bordo de los vuelos de AF que son los siguiente:

  • El gratuito, que permite estar en línea para los diferentes sistemas de mensajería en línea. Para el texto es veloz, pero las fotografías ya le cuestan más. Así que, dejad las fotografías para cuando lleguéis a destino.
  • El intermedio, que permite enviar Correos Electrónicos y navegar por la red, con un coste de 8€ por una hora y 18€ por todo el vuelo
  • El potente, que permite rápida conexión a internet y hasta la reproducción de vídeos, con un coste de 30€ el vuelo completo.

El Servicio a bordo

A opinión personal, es el punto más fuerte de la clase business de Air France. La elegancia Francesa que tanto nos gusta, el cuidado de los detalles, se ven y se notan perfectamente en la escenificación del servicio a bordo de AF.
Antes del despegue, la tripulación ofrece toallita húmeda caliente y el Welcome Drink, que puede ser refresco, zumo o Champagne.

Para la selección del plato principal, tanto a la ida como a la vuelta, recibimos un mail de Air France explicando las diferentes opciones para elegir antes de nuestro vuelo. Y esto se debe a la política de la aerolínea francesa de desaroyo sostenible y tratar de reducir al máximo el derroche de comida a bordo, lo cual nos parece una fantástica iniciativa. A la ida, elegimos el Pescado vía mail y a la vuelta, elegimos la opción de carne, que nos fue consultada a bordo.

El catering de AF siempre va firmado por un chef de renombre Francés y en el mes de febrero este era Michel Roth y se elabora con productos de proximidad franceses.

El servicio empieza, siempre de atrás hacia delante, colocando un mantel del hilo blanco sobre la gran mesa que se esconde bajo la gran pantalla del entretenimiento a bordo. Lo primero que te sirven es un snack salado y la bebida que tomarás a lo largo de la comida o cena, que rellenarán si lo pides.

Llega la bandeja con el plato de entrante, suele ser un plato frío de verduras o un tartar de marisco. La bandeja viene montada con el entrante frío, el postre que lo dejas para el final y como no, un platito con diferentes quesos franceses. También incluye una lata de mantequilla francesa, que podrás untar, si quieres, en el pan que hayas elegido entre las diferentes opciones que te ofrece la tripulación.

Al terminar el plato frío, llega el principal previamente elegido o vía mail antes del vuelo o durante el embarque, tras haber leído el menú a bordo que facilita la tripulación a cada pasajero. Nos decantamos por el pescado a la ida y el plato de carne en el vuelo de vuelta y os prometo, que es lo mejor que he comido nunca a bordo de un avión. Sobre todo a la ida, el pescado, sabroso y bien cocinado me hizo olvidar que estaba comiendo en un avión.

El buen vino que acompaña la comida en business class de Air France, es excelente, a la altura de sus menús. Tanto los blancos, como los tintos están muy bien escogidos, no dejéis de degustarlos cuando voléis con ellos.

El servicio de comida se complementa con una merienda o un desayuno, que se sirve una hora antes de llegar al destino.

La sensación general del servicio a bordo, es que está muy bien medido. Ni demasiado rápido ni demasiado lento. Entre plato y plato la espera es mínima y la tripulación siempre está pendiente de lo que pueda necesitar cada pasajero.

El Equipaje

Al respecto de esta conexión exprés en Paris, nuestras maletas no llegaron a tiempo al siguiente vuelto y cuando llegamos a destino, no habían volado con nosotros. El trato del personal de tierra de Air France en Miami fue de 10, ya tenían la documentación de nuestras maletas preparadas y nos pidieron una dirección de entrega, como un teléfono de contacto. Al día siguiente, nos entregaron las maletas en la puerta de casa, avisándonos por mail en cada momento que había una actualización.

Opinión muy personal

De todos los “A bordo de” que hemos escrito, este es el más detallado, el más largo, el más intenso si nos los permitís. Y eso es porqué la experiencia vivida lo merece, la experiencia vivida ha sido la mejor de todas las business que os hemos contado a lo largo de estos 10 años.

El producto Business de Air France, sabíamos que era bueno, lo habíamos probado en corto radio, pero lo hemos comprobado en primera persona en largo radio y podemos decir que es muy muy bueno. Además, como habéis leído, sufrimos fallos técnicos a bordo y retraso en la entrega de maletas, pero en ambas situaciones, el personal de la aerolínea estuvo a la altura para minimizar los inconvenientes de estas situaciones y ello hace que nuestra opinión de Air France sea muy buena, porqué al final, las personas hacen la imagen de una marca.

Os hemos recomendado varias aerolíneas, pero hasta la fecha, nuestra favorita es Air France. Y esto es una recomendación 100% sincera, no hay ningún interés de por medio, solo la experiencia vivida ya varias veces, tanto en turista como en Business, Air France se merece vuestra oportunidad.

Escrito por

Enrique López R.

Cofundador de este blog, mi pasión son los aviones y contaros todo lo que ocurre en el sector aeronáutico.